Crece la ocupación hotelera sin alcanzar aún el nivel previo a la pandemia.

La oferta de alojamiento hotelero del país aumentó en 1,798 establecimientos entre 2019 y 2022, cerrando el año pasado en 25 mil 497 unidades, más de 881 mil cuartos (44 mil 701 cuartos adicionales), de acuerdo con la reciente publicación del Compendio Estadístico del Turismo en México 2022, por parte de la Secretaría de Turismo. Este desarrollo del alojamiento a nivel nacional se dio a pesar de haber ocurrido durante el periodo una de las crisis más severas que ha enfrentado el turismo en la historia.

Por otro lado, con base en información del sistema DataTur, a través del monitoreo hotelero en 70 centros turísticos del país, se identifica que la demanda no ha evolucionado a la misma velocidad que la oferta. Durante los primeros ocho meses de 2023 el nivel de ocupación hotelera llegó al 60.2% de los 433.8 mil cuartos disponibles en promedio diariamente en estos 70 destinos. Si bien se trata de un incremento de 4.3 puntos porcentuales respecto a la ocupación del mismo periodo de 2022, hay aún una diferencia de -1.5 puntos porcentuales comparado con la ocupación hotelera del periodo enero-agosto de 2019.

Al igual que otros indicadores de la actividad turística del país, la ocupación hotelera presenta una desaceleración desde el segundo trimestre del año en curso. En el mes de agosto se registraon 430.5 mil cuartos disponibles en promedio en los 70 destinos del monitoreo de DataTur (incremento de 1.8% anual), de los cuales se ocuparon en promedio 257.3 mil cuartos (4.2% de aumento); con una una ocupación del 59.8%, superior en 1.3 puntos porcentuales a la registrada en el mismo mes de 2022.

Este incremento es el más alto en los últimos cuatro meses; sin embargo, contrasta con el buen desempeño de los primeros meses de 2023. Cabe señalar, además, que respecto a los niveles de 2019 apenas en agosto hubo un aumento de 0.4 puntos porcentuales.

Hasta hace unos meses era muy contrastante el desempeño de la actividad hotelera entre los centros de playa y las ciudades incluidas en el monitoreo del sistema DataTur (reportando los primeros una mayor demanda de alojamiento); la situación ha cambiado en 2023. A partir de abril de 2023 el porcentaje de ocupación en destinos de playa se redujo respecto a igual periodo del año anterior, llegando a agosto a 64.1%, menor en -2.9 puntos porcentuales al mismo mes de 2022; asimismo, comparado con 2019 hay un incremento de apenas 0.6 puntos porcentuales.

La ocupación hotelera en ciudades, cuya recuperación de los efectos de la pandemia ha sido más lenta (en agosto de 2023 se registró por primera vez un incremento de 0.2 puntos porcentuales respecto al mismo de 2019), presenta signos de desaceleración en su comparación anual, pero aún presenta crecimientos en lo que va de 2023, con una ocupación de 55.9% en el último mes, superior en 4.9 puntos porcentuales a la ocupación de agosto de 2022.    

Considerando los doce principales destinos turísticos de playa incluidos en el monitoreo de DataTur con base en su oferta hotelera, en varios de ellos ha disminuido el nivel de ocupación. La Riviera Maya es el destino de playa con mayor oferta de cuartos, que hasta el mes de agosto de 2023 alcanzaba los 50 mil 285 cuartos disponibles diariamente en promedio; de los cuales se ocuparon el último mes el 69.6%; es decir una caída en la ocupación en -4.5 puntos porcentuales respecto a agosto del año pasado.

En Cancún, con más de 35 mil cuartos disponibles, la ocupación hotelera ha disminuido ininterrumpidamente en su comparación anual desde el mes de marzo y para el periodo enero-agosto acumula ya una caída de -1 punto porcentual respecto al mismo periodo del año pasado. En destinos como Acapulco (47.6%), Puerto Vallarta (62.6%), y Nuevo Nayarit (61%) la ocupación de agosto de 2023 no solo disminuyó respecto al año anterior, sino también respecto al nivel prepandémico. En Nuevo Nayarit la baja anual en la ocupación es la primera en lo que va del año; mientras que en el caso de Puerto Vallarta viene a la baja desde abril.

Solo en destinos como Veracruz (67.7%), Mazatlán (75.3%), Manzanillo (57.9%), o Huatulco (61.7%) la ocupación hotelera aumentó en agosto en su comparación anual; aunque la oferta de cuartos de estos cuatro destinos en conjunto es menor a la de Cancún.

Respecto a las ciudades más representativas del país por el tamaño de su oferta hotelera, el comportamiento es opuesto al de los principales destinos de playa, pues sus niveles de ocupación mantienen un aumento en comparación con el año pasado, pero en varias de ellas no se ha alcanzado el nivel prepandémico de ocupación acumulada en los primeros ocho meses del año.

Los hoteles de la Ciudad de México, por ejemplo, sumaban en promedio 53 mil 456 cuartos disponibles diarios hasta agosto de este año, con una ocupación de 61.2% en el último mes y de 55.9% de enero a agosto. Si bien hay incrementos anuales de 6.8 puntos porcentuales solo en agosto y de 6.3 puntos en el periodo acumulado, siguen siendo niveles inferiores a 2019 (reducción de -4.2 puntos en agosto y -8.6 puntos porcentuales en los primeros ocho meses).

Los hoteles de Monterrey (64.5%), Puebla (63.1%), y San Luis Potosí (55%) también reportan una baja en la ocupación de agosto respecto al mismo mes de 2019; aunque cabe señalar que la oferta de Monterrey aumentó de 2019 a 2023 en un 25.1%, que significan más de 3 mil 400 cuartos adicionales. En contraste, ciudades como Guadalajara (56.4%), Oaxaca (56.8%) o Villahermosa (60.6%) registraron incrementos en el nivel de ocupación hotelera de agosto, tanto respecto al año pasado como comparado con el periodo prepandémico.

Tijuana, por otro lado, pese a mantener niveles de ocupación superiores al 60% de su oferta (que llegó a 70% en agosto), registra para el periodo enero-agosto una disminución de -0.4 puntos porcentuales en su comparación anual, debido a las disminuciones que registró entre abril y julio.          

Además del aumento de la oferta hotelera, así como de un mayor uso de medios alternativos de alojamiento, el desempeño desfavorable de la actividad hotelera en los destinos de playa del país se explica por una mayor dependencia del mercado turístico extranjero, el cual, como se ha abordado en otros artículos de Reporte Gemes, se ha desacelerado en los últimos meses.

En el periodo enero-agosto de 2023, por ejemplo, el 41.4% de la oferta hotelera de los destinos de playa en conjunto fueron ocupados por turistas extranjeros; mientras que otro 27.2% fueron ocupados por turistas nacionales (3 cuartos ocupados por turistas extranjeros por cada 2 cuartos ocupados por los nacionales). Esto contrasta con la ocupación en las ciudades, pues en el mismo periodo el 43.4% de los cuartos disponibles fueron ocupados por turistas residentes y solo el 9.2% por turismo extranjero; es decir que por cada cuarto ocupado por turistas extranjeros, el turismo nacional ocupaba 4.7 cuartos.

Contenido relacionado

Buen desempeño del turismo internacional en el primer trimestre; crecimiento de 9.7% en los ingresos por visitantes internacionales.

Buen desempeño del turismo internacional en el primer trimestre; crecimiento de 9.7% en los ingresos por visitantes internacionales.

Se amplía la brecha entre los destinos turísticos de playa y los destinos turísticos de ciudad.

Se amplía la brecha entre los destinos turísticos de playa y los destinos turísticos de ciudad.

Crece el movimiento de pasajeros en vuelos internacionales, pero disminuye en vuelos nacionales en el primer trimestre.

Crece el movimiento de pasajeros en vuelos internacionales, pero disminuye en vuelos nacionales en el primer trimestre.

Síntesis del Turismo – No. 34, mayo 2024.

Síntesis del Turismo – No. 34, mayo 2024.

No Comment

Deja una respuesta

QUIÉNES SOMOS

Somos una empresa consultora cien por ciento Mexicana con 23 años de experiencia, buscamos acercarte información actualizada y útil acerca del desempeño del sector turístico en México y el mundo, así como análisis de las principales variables que inciden en el sector.

últimos contenidos