Se abre una oportunidad para el turismo…

Los daños causados al turismo por la epidemia de COVID-19 han sido cuantiosos. El año pasado llegaron 20.7 millones de turistas internacionales menos que en 2019 y la caída en ingresos por visitantes internacionales ascendió a 13.5 mil millones de dólares. La hotelería resintió la pérdida de 34.3 millones de turistas menos y hasta el tercer trimestre el PIB turístico registraba una caída de -29.4%; para todo el 2020 se espera una caída cercana a esa cifra. El empleo en el sector turismo disminuyó en 339 mil puestos de trabajo.

El presente año no ha comenzado con buenos resultados; la incipiente recuperación que se presentó en los últimos meses del año pasado, parece haberse detenido. Las cifras de turismo internacional publicadas por el INEGI, muestran un retroceso en el primer bimestre, con reducciones de 4.1 millones de turistas y 2,907 millones de dólares en ingresos. La caída anual en llegada de turistas que en enero fue de –49.3% y de -57.9% en febrero, que son más profundas que la que se observó en diciembre del año pasado (-44.3%) y las más fuertes de los últimos seis meses.

Parece que el 2021 no será el año de la esperada recuperación del sector turismo, sino que por el contario será otro año de malos resultados.

Sin embargo, en medio de estas señales negativas, parece que podría abrirse una oportunidad para mediados del verano, que surge de tres hechos muy importantes que están ocurriendo, principalmente en nuestro mayor mercado emisor de turistas internacionales. Lo primero es que numerosos estudios y encuestas identifican un gran y renovado interés por viajar por parte de los turistas de Estados Unidos; hay fuerte una demanda reprimida que está en espera de que se concreten las condiciones necesarias de seguridad y confianza, para que se traduzca en una realidad tangible. El segundo hecho, muy vinculado al primero, es el rápido avance en la aplicación de vacunas que se está registrando en los Estados Unidos y que puede llevar a que en poco tiempo se alcancen niveles de cobertura superiores al 90% de la población adulta.  Por último, y no menos importante, se espera un fuerte crecimiento económico en los Estados Unidos para el segundo semestre de este año.

De acuerdo con la consultora Destination Analysts (DA), dos tercios de los turistas se encuentran en actitud mental de “listos para viajar” y durante la primera semana de abril, el 86% tiene, al menos de forma tentativa, planes de viajar, y el 73% esperan llevar a cabo un viaje de placer en los próximos tres meses. Asimismo, de acuerdo con la misma empresa, el 38.3% de los norteamericanos que han recibido o están por recibir algún cheque de los contemplados en el programa de apoyo económico, señalaron que muy probablemente destinarían al menos una parte de este para viajar.  Muy importante, también, es que entre los posibles turistas que se encuentran de buen ánimo para viajar, cerca de la mitad están abiertos a escuchar ofertas y promociones, y la compra y reservación la realizan en un periódo menor a cuatra semanas anteriores a la fecha del viaje.

Una encuesta de Tripadvisor encontró resultados muy parecidos; el 50% de los que respondieron manifestaron estar planeando un viaje en esta primavera y dentro de este grupo, alrededor de una tercera parte están interesados en un destino internacional.  La encuesta encontró que, entre los destinos con mayor crecimiento en búsquedas, Playa Maroma y Tulum ocuparon los lugares tercer y cuarto, respectivamente.

Las cifras de KAYAK muestran una tendencia creciente en la búsqueda de vuelos, que se expresa en una cada vez menor caída comparando con 2019, e incluso algunos destinos ya presentan tasas positivas de crecimiento, como se observa a continuación.

Un informe de Expedia Group sobre tendencias de viaje muestra que los turistas americanos realizarán más viajes en 2021 que en 2020, principalmente por los viajeros más jóvenes.  La IATA reporta que un 57% de los encuestados realizaría un viaje por avión, dentro de los dos meses siguientes a que la pandemia haya sido controlada y el 81% afirmó que la probabilidad de que emprendan un viaje aumentará después de que reciban la vacuna.

De todo lo anterior, se identifica un gran entusiasmo para reanudar los viajes y tan pronto como en el verano se podría observar un fuerte crecimiento en la demanda. De acuerdo con DA, el 35.5% de los viajeros estadounidenses dicen que su próximo viaje en avión será en agosto y entre los atributos señalados como importantes para los viajeros, la seguridad sigue estando en primer lugar con un 74.3 por ciento.

De manera complementaria y apoyando las tendencias a reanudar los viajes, la aplicación de vacunas en los Estados Unidos ha tomado fuerza en las últimas semanas, con un promedio de casi 2.5 millones de vacunas al día. Al 13 de abril, el 36% de la población ya recibió al menos una dosis. De seguir con esta tendencia, entre finales de junio y julio se podría haber vacunado al 90% de la población, lo cual abre la oportunidad para un mayor número de personas que se animen a viajar.

Sin embargo, los planes son acelerar la aplicación de vacunas, para alcanzar hacia el cuatro de julio una situación similar a la normalidad, de acuerdo con las declaraciones del Presidente Biden. Lo anterior es factible, ya que hay adelantos notables en la disponibilidad de vacunas y se ha incrementado la distribución de estas. Son numerosos los estados que ya están flexibilizando los criterios de elegibilidad para su aplicación y se espera que para mayo la vacuna se ofrezca a toda la población adulta.

La oportunidad está abierta por la afortunada conjunción de tres elementos que llevan a que se presente una fuerte demanda por viajar: 1. un gran deseo de viajar, después de un año de estar encerrados; 2. Mayor confianza de los turistas al haber recibido la vacuna; y 3. El fuerte crecimiento de la economía y un importante segmento de la población que dispone de recursos para viajar.

El reto es aprovechar la oportunidad, ya que son numerosos los destinos turísticos que tienen como propósito atraer esa demanda. Para comenzar, los Estados Unidos son los primeros interesados en procurar que sus turistas elijan vacacionar dentro de su país y visiten sus destinos turísticos y van a promoverlos como seguros y confiables.

Los destinos turísticos del Caribe también enfocarán sus esfuerzos en el mercado de Estados Unidos y buscarán promover sus atractivos, así como difundir las medidas adoptadas para mejorar la seguridad sanitaria. Algunos de esos destinos, por ejemplo, República Dominicana ya han anunciado que vacunarán a las personas que atienden a los turistas. Es muy claro que habrá una fuerte competencia por capturar esa demanda y atraer el interés y, a la vez, se buscará ganar la confianza de los turistas.

Por tanto, México requiere instrumentar una estrategia que tenga dos pilares fundamentales. El primer pilar es avanzar en la contención de la epidemia, principalmente en los destinos turísticos, a través de un mayor control de esta en los próximos meses, reforzando las medidas de detección y prevención y, por otra parte, acelerar la vacunación de la población de los centros turísticos más importantes y del personal que presta servicios al turista. Es indispensable reforzar las acciones para encontrar y adquirir vacunas por parte de las autoridades estatales y del sector privado.

El segundo pilar de la estrategia es la promoción en el mercado de los Estados Unidos que lleven a cabo los destinos turísticos con la participación del sector privado y las autoridades locales, en combinación con sus socios comerciales y toda la cadena de comercialización del producto.

Adicionalmente se tiene que llevar a cabo una activa campaña de cabildeo con las autoridades de Estados Unidos para mejorar la calificación que le asignan al país y en particular a los destinos turísticos más importantes, a fin de que no se les apliquen restricciones o alertas que desmotiven su visita.

El incremento en la demanda está a la vista, pero no se dará de forma automática. Se requiere una acción conjunta para obtener el mayor beneficio de la fuerte demanda que parece que se dará en el verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *