El turismo y la inflación durante el período de la pandemia.

A partir de marzo del año pasado cuando se declaró la emergencia sanitaria por causa del coronavirus, la economía ha sufrido el impacto de la suspensión de las actividades no esenciales, que llevó a fuertes caídas en la oferta y también a una menor demanda de un gran número de bienes y servicios. Los efectos del COVID-19 no han sido los mismos para todas las ramas de actividad económica y hay sectores, como el turismo, que han resentido los mayores impactos de la pronunciada caída en la demanda y de las restricciones que han sido impuestas a la oferta, como límites de aforo en hoteles y restaurantes.

El propósito de este artículo es analizar el comportamiento de los precios en el sector turismo, tanto en su conjunto a través del Índice de Precios al Consumidor de genéricos relacionados con el Turismo (IPCT)[1], como el comportamiento de los principales productos genéricos que lo componen: transporte aéreo, servicios turísticos en paquete, restaurantes y hoteles.

De igual manera, este análisis busca identificar el comportamiento de los precios y cómo han reaccionado durante la pandemia. Como se verá más adelante, el transporte aéreo ha tenido un fuerte crecimiento durante los dieciocho meses que lleva la pandemia, los restaurantes han sido capaces de mantener e incluso elevar sus precios y los precios de los servicios turísticos y los hoteles, han sufrido una ligera disminución.

El comportamiento de los precios ha sido disímbolo entre los diversos sectores de la economía. En la gráfica 1, se puede observar el comportamiento del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) y del Índice de Precios al Consumidor de genéricos relacionados con el Turismo (IPCT).  La inflación medida por el INPC disminuyó en los meses inmediatos a la declaración de la emergencia sanitaria (abril y mayo) y se mantuvo relativamente estable durante el resto del año 2020, cerrando con una inflación de 3.2% en diciembre de 2020.

En contraste, la inflación de los productos genéricos relacionados con el sector turismo mostró un menor dinamismo a lo largo de 2020, comparado con el INPC, e incluso se observaron meses como abril, julio y diciembre, con tasas anuales negativas. La mayor caída en la demanda de los bienes y servicios turísticos en comparación con la demanda promedio de toda la economía, puede ser la causa que explica este comportamiento.

Sin embargo, en el 2021 el comportamiento de ambos índices de precios ha sido muy diferente respecto al observado en el año anterior. Los crecimientos a tasa anual del INPC mostraron una clara tendencia a aumentar hasta el mes de abril cuando alcanzó su mayor tasa de crecimiento de 6.1%, con una ligera tendencia a disminuir a partir de mayo, alcanzando una tasa de 5.6% en agosto, aun cuando para este último mes impactó en su disminución el control decretado en el precio al gas doméstico. Por su parte el IPCT ha mostrado tasas de inflación crecientes, mes a mes, hasta alcanzar su nivel más elevado en julio con 7.9%, para luego mostrar un crecimiento menor en agosto cuando registra un incremento anual de 6.4%. Con ello, en los últimos tres meses los crecimientos, a tasa anual, del índice de precios al consumidor de genéricos relacionados al turismo, superan los crecimientos del índice nacional de precios al consumidor.

Para observar la evolución de los precios al consumidor y los precios de los genéricos de turismo, en la gráfica 2 recalculamos los índices, tomando como punto de partida el mes de febrero de 2020 (Febrero 2020 = 100.0). Puede observarse que hasta mayo de 2021, el INPC presentaba un valor superior al del IPCT y que en algunos meses como enero y febrero de 2021 la diferencia era considerable. Sin embargo, a partir de junio el IPCT supera al INPC.

En el período de febrero de 2020 a agosto de 2021, el INPC se incrementó en 6.6%, en tanto que los precios al consumidor de los genéricos relacionados al turismo crecieron en 6.9%. Sin embargo, como se puede observar en el cuadro 1, el comportamiento de los diversos productos que componen el IPCT ha sido muy contrastante, sobresaliendo por una parte el fuerte incremento de 25.5% en el transporte aéreo y, en el otro extremo, la caída de -2.9% en las tarifas de los hoteles y de los servicios turísticos en paquete.

El transporte aéreo registró fuertes caídas a tasa anual en la mayoría de los meses de 2020 respecto al mismo mes de 2019, con las mayores caídas coincidiendo con los meses de temporada alta en abril (por efecto de la Semana Santa), en el verano y en el mes de diciembre (Gráfica 3). Sin embargo, en 2021 han crecido con fuerza, mostrado una trayectoria claramente ascendente y en los meses de junio y julio presentaron crecimientos superiores al 50 por ciento a tasa anual, para luego registrar una fuerte disminución en agosto,como se puede apreciar en la gráfica. El precio del transporte aéreo disminuyó -18.2% en agosto, en comparación con el mes anterior, quizá debido una caída en la demanda por la nueva ola de contagios de COVID-19, el fin de las vacaciones de verano y el inicio a clases.   

Los servicios turísticos en paquete han tenido un comportamiento más estable; con una tendencia a la baja durante todo el 2020, que se mantuvo hasta los primeros dos meses de este año, para luego presentar una recuperación más gradual a partir de marzo y una disminución en agosto. El precio de los servicios turísticos registró una caída de -6.2% en agosto, con repecto a julio, debido a las mismas causas que se presentaron para la caída en el precio del transporte aéreo. 

En la gráfica 4, recalculando los índices para hacer Febrero = 100.0, se observa de nuevo la evolución de los precios del transporte aéreo y de los servicios turísticos en paquete. De nueva cuenta se puede apreciar el fuerte incremento registrado en el transporte aéreo a partir de marzo de este año, hasta julio y la ligera tendencia a crecer de los servicios turísticos en paquete en el mismo período. De febrero 2020 a agosto de 2021, el transporte aéreo incrementó sus precios promedio en 25.5%, en tanto que los servicios turísticos en paquete disminuyeron -2.9% en ese período.

Observando en la gráfica 5 la evolución de los precios de restaurantes y los de hoteles, se aprecia un comportamiento muy diferente. Los precios de los restaurantes registran mayor estabilidad, en tanto que las tarifas de hotel mostraron una clara tendencia a la baja durante todo el 2020, situación que apenas comenzó a revertirse en los últimos meses. Es de destacarse, que las tarifas de hotel llegaron a mostrar una disminución de hasta -10.9% en el mes de febrero, para luego iniciar un período de crecimiento. Por el contrario, los precios de los alimentos en restaurantes nunca disminuyeron y en los últimos meses registran también una ligera tendencia a crecer.

En la gráfica 6 se muestra que para el período febrero de 2020 a agosto de 2021, los precios de los restaurantes aumentaron en 7.6%, en tanto que las tarifas hoteleras mostraron una caída de -2.9%, aun cuando se aprecia una tendencia clara a recuperar la caída en los últimos meses, impulsado por la mayor demanda que se ha registrado.

Las distintas actividades que conforman el sector turismo han seguido estrategias de precios muy diferentes durante la pandemia. Las líneas aéreas han sido las más sensibles a los cambios en la demanda y han realizado ajustes mayores en sus precios, cuando es temporada alta o baja, con fuertes disminuciones cuando la demanda es menor y elevados incrementos cuando la demanda se fortalece. Por otra parte, la suspensión de operaciones por parte de una de las aerolíneas más importantes, pudo haber tenido impacto en las estrategias de fijación de precios de las otras aerolíneas que participan en el mercado y pudo haber ocasionado mayores precios.

En el otro extremo, los restaurantes han sido los que mayor estabilidad de precios han mostrado y han tendido a mantener sus precios o a llevar a cabo aumentos menores. La posibilidad de mantenerse en operación, a pesar de las limitaciones en el aforo,  a través de entregas a domicilio o pedidos para llevar y  contar, en algunos casos,  con una clientela local, diferente a  la demanda de los turistas, pueden ser algunas de las causas por las que mantuvieron sus precios relativamente estables.

Los servicios turísticos en paquete han tenido un comportamiento en sus precios similar al del transporte aéreo, pero con fluctuaciones mucho más suaves, y el comportamiento de sus precios presenta fluctuaciones congruentes con la temporada turística.

Los hoteles son los que han tenido el mayor impacto con caídas no muy fuertes, pero sí prolongadas, que hasta recientemente han podido comenzar a revertir, aun cuando para agosto de este año aun no alcanzan el nivel promedio que tenían en febrero de 2020.

Es importante profundizar en la investigación para contar de forma sistemática y oportuna con un índice  de precios para el sector turismo, que permita dar seguimiento al comportamiento de los precios en este sector. Se cuenta con una buena base de información para los productos genéricos, que  sirve como punto de partida, complementandola con información adicional para otros productos y servicios. Es importante también calcular  con mayor precisión los ponderadores más apropiados, para poder integrar los precios de estos  productos y servicios en un índice de precios que sea representativo del sector.


[1] El índice de precios al consumidor (IPC) de turismo (IPCT),  se calculó como la suma ponderada de los índices de los genéricos relacionados al turismo. Los ponderadores de esos genéricos corresponden a los ponderadores nacionales con los que se calcula actualmente el INPC pero fueron normalizados para poder calcular el IPC de Turismo. Para el cálculo de ete Índice y para la obtención de la información del comportamiento de los precios sobre los genéricos del turismo,  se contó con la valiosa colaboración y asesoría del personal del INEGI. Nuestro mayor agradecimiento y reconocimiento por su aportación para la elaboración de este trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *