Editorial No. 60

El rebrote de los contagios de COVID-19 en los Estados Unidos causados por la variante Delta y la apertura de otros destinos turísticos, se conjuntó con factores estacionales, provocando que se produjera un ligero retroceso en la recuperación de la llegada de visitantes internacionales en agosto. En cierto modo, estos acontecimientos pusieron en evidencia la fuerte dependencia del turismo del mercado de los Estados Unidos y lo que ocurra en el mismo, dependencia que es de tiempo atrás y que ahora con la pandemia se ha agudizado.

Por otra parte, aun cuando la ocupación hotelera continuó creciendo hasta el mes de julio, en este mes se observó una ligera desaceleración en la recuperación, que se registró con mayor fuerza en los destinos de playa.  Ambos hechos pueden estar anunciando que en los próximos meses no se observará un crecimiento tan rápido en el turismo internacional, como el que se ha registrado a partir del mes de marzo.

Grupo Empresarial Estrategia


Pierde fuerza la recuperación del turismo internacional en agosto.

Después de cinco meses consecutivos de incremento en el número de visitantes que ingresan al país, en agosto llegaron a México 1.1 millones de residentes del extranjero; cifra menor en -24.6% a la registrada en julio. Cabe señalar que, debido a un efecto estacional, en años previos a la pandemia era normal esta disminución entre julio y agosto de cada año, que rondaba el -18% en promedio; por lo cual la caída de este año es significativamente mayor. El desempeño en la llegada de visitantes por vía aérea se explica por dos factores adicionales: el rebrote de contagios de COVID-19 en los Estados Unidos que provocó la cancelación o posposición de algunos viajes y la apertura de las fronteras aéreas de Canadá y Europa para los turistas de los Estados Unidos, que provocó una desviación del turismo hacia esos destinos.


Conectividad aérea en aumento durante 2021 en respuesta al crecimiento de la demanda.

El tráfico doméstico alcanzó 27.6 millones de pasajeros en el periodo enero-agosto de este año; es decir, se ha recuperado el 77.8% del volumen del mismo periodo de 2019; no obstante, la reducción de -22.2% es equivalente a 7.9 millones de visitantes menos. Por otro lado, la llegada de 10.7 millones de pasajeros en vuelos internacionales a México en el mismo periodo, representan una caída de -36% respecto a los primeros ocho meses de 2019. Esto indica una recuperación más lenta en el terreno internacional que en el nacional, debido a las condiciones del sector en las que muchos países mantienen sus fronteras cerradas y la conectividad aérea se ha visto limitada.


Ocupación hotelera mantiene su recuperación y alcanza 50.1% en julio, sin llegar aún a los niveles previos a la pandemia.

La ocupación hotelera nacional se encuentra en una fase de recuperación que se ha prolongado hasta el séptimo mes del año en curso. Sin embargo, al comparar la evolución de la ocupación con niveles previos al impacto de la pandemia, el incremento observado mes con mes no ha sido suficiente y aún no se alcanzan los niveles de ocupación hotelera previos a la crisis. Más aún, la brecha anual entre el nivel de ocupación entre 2019 y 2021, se amplió de -14.5 puntos porcentuales en junio, a -16.3 puntos porcentuales en julio de este año, lo cual podría interpretarse como un ligero retroceso en la recuperación de la ocupación hotelera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *