Disminuyó en el primer bimestre el movimiento de pasajeros por vía aérea: -42.3% pasajeros en vuelos nacionales y -67.1% pasajeros en vuelos internacionales.

Durante el primer bimestre del año, el movimiento de pasajeros por vía aérea en México perdió el empuje que había alcanzado hacia el cierre del año pasado. Mientras que en diciembre de 2020 ya se había alcanzado la mitad del nivel de llegadas internacionales del mismo mes de un año antes, para enero de 2021 se registraba una disminución de -64.3% a tasa anual y de -70.2% en febrero; este último mes registra la caída más grave de los últimos seis meses.

Tanto el movimiento interno como la llegada de pasajeros en vuelos internacionales presentaron fuertes contracciones respecto al mismo período de 2020 (cuando aún no eran visibles los efectos de la pandemia en el país). Con 4.9 millones de pasajeros en vuelos nacionales, en el periodo enero-febrero se reporta una disminución anual de -42.3%, equivalente a 3.6 millones de pasajeros menos; en tanto que la llegada de pasajeros internacionales sumó 1.5 millones, registrando 3 millones de pasajeros menos (una caída de -67.1%).

Llegada de pasajeros internacionales

A pesar de que el gobierno de México no ha tomado medidas para el control de la pandemia que impliquen la suspensión de vuelos desde el exterior (una de las razones por las que se presentó una recuperación sostenida durante la segunda mitad de 2020), la conectividad aérea internacional se vió afectada durante el primer bimestre del año, debido, entre otras razones, a que el gobierno de Canadá ordenó la suspensión temporal de todas las operaciones aéreas con México (y países del Caribe) desde el último día de enero hasta el 30 de abril, justamente durante la temporada de mayor tráfico de pasajeros entre ambos países.

Asimismo, desde finales de enero entró en vigor el requisito de prueba negativa de COVID-19 para todas las personas que ingresen al territorio de los Estados Unidos por vía aérea (incluyendo vuelos provenientes de México, que anteriormente estaba fuera de esta medida). Lo anterior, aunado a la débil conectividad desde otras regiones del mundo, provocó una mayor disminución en el transporte aéreo de pasajeros.

Con 1.4 millones de llegada de pasajeros menos en el primer bimestre, Estados Unidos sigue siendo por mucho el país que emite el mayor número de pasajeros a México. Como ejemplo, 13 de las 15 ciudades en el mundo desde cuyos aeropuertos salieron más pasajeros hacia México, son estadounidenses. Aunque la predominancia de la conectividad con dicho país ha existido siempre, en tiempos previos a la pandemia era más diversificada, pues entre las ciudades más importantes se encontraban al menos las canadienses Toronto, Montreal y Vancouver (que en conjunto generaron casi medio millón de pasajeros a México en el primer bimestre de 2020); así como Bogotá y Panamá, que los primeros dos meses de 2021 reportan cifras marginales, sobre todo Bogotá, ya que la conectividad se reactivó a finales del año pasado.

Por otro lado, seis aeropuertos mexicanos concentraron el 91.6% de la llegada de pasajeros internacionales en el periodo, siendo Cancún el más importante con 562.9 mil llegadas, aunque registra una disminución anual de -62% equivalente a 919.4 mil pasajeros menos (principalmente de Canadá y Estados Unidos). Le sigue la Ciudad de México, que en este período acumuló 377.7 mil llegadas de pasajeros internacionales, -73.2% menos que en el primer bimestre de 2020 (1 millón menos). Guadalajara y Monterrey registran caídas de -54.6% y de -71.5% respectivamente; mientras que los aeropuertos de Los Cabos y Puerto Vallarta disminuyeron en -61.6% y -78.5%; este último afectado más severamente por la suspensión de vuelos desde Canadá.      

Es evidente la importancia de Cancún en la conectividad aérea internacional del país, pues las rutas más demandadas conectan a ciudades estadounidenses con dicho destino del Caribe mexicano. Entre las 15 rutas internacionales con mayor llegada de pasajeros a México, 10 conectan con Cancún, siendo la ruta Chicago-Cancún la más relevante durante el primer bimestre del año, con 47.5 mil llegadas al aeropuerto mexicano, registrando una caída de -40.8%. Destaca por otro lado, que la ruta de mayor flujo de pasajeros a México durante el 2020 fue Los Ángeles-Guadalajara con más de 260 mil llegadas; sin embargo, en los primeros dos meses de 2021 esta ruta apenas acumuló 28.9 mil llegadas a México, registrando una contracción de -62.3%; mientras que la ruta Los Ángeles-Ciudad de México (históricamente la más demandada), cayó -74.9% a tasa anual, con 20.4 mil pasajeros en el periodo.    

Movimiento nacional de pasajeros

En el contexto nacional también hubo una desaceleración en el movimiento de pasajeros por vía aérea. En diciembre de 2020 se superó la barrera de los 3 millones de pasajeros, reduciendo la brecha respecto al mismo mes del año anterior a -34%; sin embargo, los primeros dos meses de 2021 reportan caídas anuales mayores, de -39% en enero y -45.8% en febrero, retrocediendo cinco meses de avance hacia la recuperación.

Los aeropuertos que reportaron mayor número pasajeros en vuelos nacionales fueron la Ciudad de México, Tijuana y Cancún, que en conjunto concentraron el 52.1% del total de llegadas en el periodo enero-febrero. Destaca la diferencia en cuanto a la recuperación de los niveles de llegadas previos al impacto de la pandemia, que ha sido más rápida para Tijuana y Cancún, en comparación con la Ciudad de México.  Al aeropuerto de la Ciudad de México llegaron 1.4 millones de pasajeros nacionales, con una caída de -47%; mientras que Tijuana, con 626.7 mil llegadas, y Cancún con 519.4 mil, registran disminuciones de -22.5% y – 21.1% en comparación con el primer bimestre de 2020. Otro aeropuerto con una disminución anual similar es el de Los Cabos, que con 111.8 mil llegadas registró -22.3%.

Así como la Ciudad de México registra una caída pronunciada en el primer bimestre, Guadalajara y Monterrey, importantes áreas metropolitanas del país, también registraron fuertes caídas en el periodo enero-febrero; el primero de -46.3% (equivalente a 393 mil pasajeros menos), y el segundo de -52.9% (385 mil llegadas de pasajeros menos que en el mismo periodo de 2020). El aeropuerto de Mérida también resalta por la fuerte reducción de pasajeros, que en el primer bimestre fue de -52.7% (115.9 mil llegadas menos).   

A nivel de rutas nacionales, por mucho la más importante es Ciudad de México-Cancún, que en el primer bimestre del año transportó 549.4 mil pasajeros (en ambos sentidos), registrando una disminución de -30.2% respecto al mismo periodo del año pasado. A pesar de haber perdido 237.2 mil pasajeros, esta ruta concentró el 11.2% del tráfico nacional en el periodo. La ruta Ciudad de México-Guadalajara registra la mayor caída entre las 15 más importantes, de -66.4% (386.6 mil pasajeros menos), que además se agudizó en febrero. En contraste, la ruta Guadalajara-Cancún, que cerró el año con una caída de -28.5%, reporta solo 0.2% debajo del nivel de llegadas del primer bimestre del año pasado, con solo 317 pasajeros de diferencia.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *