Caída de -70.1% en la llegada de visitantes internacionales por vía aérea en febrero.

El aumento en las restricciones de vuelos, así como el estado de la conectividad aérea internacional  provocaron una desaceleración generalizada en la llegada de visitantes a México por esta vía durante el mes de febrero. De acuerdo con cifras de la Unidad de Política Migratoria, en el segundo mes del año se registró la entrada de 529.9 mil visitantes internacionales a través de los aeropuertos del país, que representa una disminución del     -70.1% respecto a febrero de 2020 (último mes de crecimiento previo al impacto de la pandemia); siendo una caída incluso más profunda que la de -63.5% registrada en enero, poniendo en evidencia una situación más complicada de la que se podía vislumbrar al cierre del año pasado. En el primer bimestre del año suman 1.2 millones de visitantes; apenas una tercera parte de la cifra reportada en el mismo periodo de 2020 (-66.9%); es decir 2.3 millones de visitantes menos.    

Solo en el mes de febrero la llegada de visitantes desde la región de Norteamérica disminuyó en -68.4% hasta 417.9 mil personas, debido a una desaceleración en la llegada de visitantes estadounidenses y a la suspensión de la conectividad aérea directa entre Canadá y México. Aun así, no fue la región con el peor desempeño, pues Europa y Asia presentan disminuciones del -81.9% y -86.4% respectivamente. Por otro lado, la llegada de visitantes de países sudamericanos reporta el mejor desempeño con una reducción anual de -63.2% en febrero, la más baja a nivel regional por segundo mes consecutivo.

La desaceleración en la llegada de visitantes estadounidenses se observaba desde que comenzó el año; sin embargo, se agudizó en febrero con la puesta en vigor del requisito de presentación de prueba negativa de COVID-19 a todos los pasajeros que ingresen a dicho país. En diciembre del año pasado se habían alcanzado dos terceras partes del volumen de visitantes del mismo mes del año anterior (-30.6%), que había bajado a poco más de la mitad en enero (-47.8%), y con 45.3 mil visitantes en febrero la reducción fue de -57.1%. De hecho, la participación del mercado estadounidense respecto al número total de visitantes bajó al 78.4% (2.8 puntos menos que en enero y 3.3 puntos menos que en diciembre).

El caso de Canadá es aún más desafortunado, pues con el cese de las operaciones aéreas entre dicho país y México, prácticamente se detuvo el flujo de visitantes que comenzaba a retomar impulso durante la temporada alta de invierno. En febrero de 2020 el turismo canadiense representó el 20.1% del mercado total a México con 355.7 mil visitantes, mientras que en febrero de este año dicho mercado prácticamente desapareció, pues con solo 2.7 mil llegadas registradas y una caída de -99.3% no representa más que el 0.5% del mercado.   

Europa, que históricamente era la segunda región más importante para México en términos de llegada de visitantes, no ha cobrado el impulso suficiente hacia la recuperación. La débil conectividad aérea y las restricciones de viaje más severas que en otras partes del mundo, han impedido que los turistas europeos opten por visitar México. El caso más grave es, sin duda, el del Reino Unido, que por mucho tiempo fue el tercer mercado más importante a nivel mundial para el turismo mexicano y actualmente continúa contrayéndose en más del 90% de caída (-92.1% en febrero).  

Los mercados sudamericanos han cobrado mayor relevancia en los meses recientes debido a un mayor dinamismo que otros países. En el mes de febrero la región representó el 11.8% del total de llegadas de visitantes internacionales a México por vía aérea (casi el doble que Europa), gracias a la reanudación paulatina de la conectividad aérea. Destacan Chile y Ecuador por ser de los pocos mercados que en febrero aumentaron el número de visitantes respecto a enero (27.4% y 18.5% respectivamente); Chile incluso reportó una reducción de -51.9% respecto al nivel de llegadas de febrero de 2020.

En sentido opuesto, Perú, que apenas hace un año presentaba tasas de crecimiento de doble dígito, reportó una contracción de -84.4% en febrero, siendo el mercado sudamericano con el peor desempeño entre los que mantienen conectividad aérea hacia México, posición de la que en un futuro próximo le relevaría Argentina ante la orden gubernamental de suspender las operaciones aéreas con México a partir del 27 de marzo.  

Los mercados turísticos del continente asiático continúan sin mostrar recuperación desde que comenzó la crisis de salud hace un año. En febrero de 2020 ya se resentía una fuerte contracción de las llegadas de visitantes de China a consecuencia de la emergencia sanitaria y un año después se mantiene la inactividad con menos de 500 visitantes. Los mercados de Japón y Corea del Sur están en condiciones similares, con reducciones anuales de -94.7% y -93.2% en febrero respectivamente.       

El panorama es complicado para el turismo mexicano en este 2021. El primer bimestre del año refleja un retroceso en la recuperación de los mercados internacionales. El más importante de ellos se desaceleró y la esperanza es que recupere fuerza durante la temporada de “spring break”; en tanto que el segundo mercado más importante para el país está cerrado durante la temporada de mayor flujo y el resto del mundo presenta aún escaso movimiento. La gran oportunidad es que la demanda contenida de viajes internacionales impulsará el turismo y para eso México deberá estar preparado, con un control efectivo de la pandemia y un claro avance en la vacunación de la población, que proyecten una imagen de destino seguro.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *